Postura Yoga el árbol

¿Yoga o Pilates?

Comencemos  con aquello  en lo que ambas guardan total similitud: la clave de la constancia es la única  que logrará que sientas los beneficios en tu cuerpo y los resultados de bienestar que deseas. No cedas a la comodidad, fundamenta en lápiz y papel por qué estás decidido a incorporar esta actividad en tu vida. La primera vez que faltes, debilitará tu disciplina.

Aunque ambos son muy parecidos, en realidad tienen diferencias de origen y metodología, las cuales trataremos de resumir:

Origen:

Postura yoga

Postura yoga

El yoga es una forma de vida, una manera de concebir el universo y nuestra relación en él. Nace en la India (aún en debate) y como toda filosofía es muy antigua en sus fundamentos desarrollando el equilibrio entre el bienestar físico, mental y espiritual en el ser humano.   Dentro de esta idea de equilibrio, el cuerpo es importante y por ello desarrolla una serie de ejercicios. En occidente se tomado más como el desarrollo de una disciplina física dejando un poco de lado, la filosofía que encierra.

Postura pilates

Postura pilates

El método Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Pilates, quien se inspiró en su conocimiento de varias disciplinas de ejercicios, entre ellas, el yoga. Une el dinamismo, la fuerza muscular y el control mental en base a seis principios: concentración, control, centrarse, la respiración, el flujo y la precisión.

 

Metodología básica de ejercicios:

Postura Yoga el árbol

Postura Yoga “el árbol”

 

El hatha yoga  (el que se populariza como rutina de ejercicios en occidente) es conocido por sus ásanas (o posiciones corporales): un sistema de posturas físicas cuyo propósito es lograr que el cuerpo esté apto para la meditación. Los ásanas generan serenidad física y mental de tal forma que uno pueda sentarse durante varias horas en una postura de meditación sin sufrir fatiga o inquietud; a la vez flexibiliza el cuerpo y centra el trabajo en la respiración.

postura pilates

Postura pilates

El método Pilates, mejora la flexibilidad y la coordinación a través de ejercicios en torno a los músculos abdominales, la espalda baja y glúteos (músculos core). Los músculos del core son los encargados de estabilizar el cuerpo y al tonificarse mejora la postura y alinea la columna

Respiración:

Al mejorar la respiración, entramos en un estado de relajación-concentración, renovación de aire  y mejor circulación sanguínea que se traduce en fuerza, flexibilidad, coordinación mental y buena postura.

respiración-diafragmática

Respiración diafragmática

En el yoga se practica una respiración diafragmática, llenamos de aire nuestros pulmones,  empujando el diafragma  hacia bajo lo cual hace que el abdomen salga hacia afuera. En la exhalación  el abdomen vuelve hacia dentro de una forma natural (sin empujar).

En el Pilates se practica una respiración toráxica,: al inhalar se debe notar como las costillas se separan. En la exhalación, que suele coincidir con la mayor intensidad del ejercicio, se cierran primero las costillas y hundimos el abdomen como si se buscara pegar el ombligo a la columna.

En resumen, escoge de acuerdo a tu necesidad ya que ambos resultan siendo ejercicios que corrigen la postura, dan mayor flexibilidad al cuerpo, fortalecen los músculos (el pilates en mayor intensidad), propician la relajación (el yoga en mayor intensidad) y mucho más.

La recomendación será la experiencia: toma en una clase de yoga y otra de pilates, para que tú mismo completes este breve resumen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s