ORATORIA – Claves para entender a los oyentes

NUEVO ARTÍCULO: ORATORIA – Claves para entender a los oyentes

Oratoria

Tener miedo no es un obstáculo pues todos lo tenemos. Para los oradores el miedo es estimulante, porque hace que la mente busque la mejor forma de hacerlo.

    • ¿Cuál es la clave para llegar al corazón de los oyentes?
    • ¿Sabías que a pesar de las creencias, valores y sentimientos particulares, las personas pueden tolerar otra forma de pensar, siempre y cuando sea expuesta de forma racional?



Una de las definiciones explica la ORATORIA como el arte de hablar con elocuencia, es decir, la capacidad de hablar bien, expresando las ideas de manera correcta y efectiva para convencer al público.

Los buenos oradores, deberían ser capaces de influir sobre los pensamientos, las emociones y las acciones de sus oyentes.

¿Cuál es la clave para llegar al corazón de los oyentes?

La forma cómo se expresan nuestras ideas contiene el secreto del éxito.

Si no informas debidamente, no te entenderán; si no impactas, no recordarán lo que dijiste; y si no conmueves, no los persuadirás; y si no entretienes, se aburrirán y no te prestarán atención.

EL PÚBLICO, primer factor en la clave de la buena ORATORIA2479813-felicidades-equipo-de-negocios-en-una-conferencia-felicitando-a-un-orador-invitado1

Tener en cuenta:

  • La edad
  • Las creencias, valores y sentimientos
  • El nivel cultural y educativo
  • Los intereses de los oyentes

Entendamos que estos factores determinan: el tema a tratar, el vocabulario que se utilizará y el tiempo a emplear.

Por ejemplo, no se usa el mismo lenguaje con un grupo de estudiantes de secundaria, que con un grupo de universitarios, estos grupos tienen distintas edades, otro tipo de intereses y son de un nivel educativo diferente. Parece obvio ¿No? pero en realidad: ¿Cuántas veces nos damos un minuto para reflexionar las características a tener en cuenta del oyente, antes de empezar el discurso?

En el caso de los estudiantes de secundaria, se utilizará un lenguaje más simple, ejemplos de su realidad y en relación a su edad. Será preciso hablar, adecuando el vocabulario.

En cuanto a las creencias, valores y sentimientos, es importante saber que las personas pueden tolerar otra forma de pensar, siempre y cuando sean expuesta de forma racional. No es pertinente ponerse en contra de la audiencia, hay que tener tacto. Si vas a hablar de un tema que puede causar polémica, mantén tus observaciones tan racionales y objetivas cómo sea posible, pues la mayoría de los oyentes tienen una determinada creencia. Eso evitara que el público se vuelva hostil y no sea receptivo.

oratoria

En conclusión, date un minuto para reflexionar las características de tu audiencia antes de empezar tu discurso, mejor si lo desarrollas por escrito para darle claridad a la forma que emplearás.

¡Practícalo! Hablar en público es un arte que se puede aprender de la misma forma en la que se aprende a tocar el piano, a bailar o nadar. El secreto está en la práctica.